LA ESTACIÓN SECA

BOOKLET

La estación seca (álbum)

La estación seca (álbum)

“La estación seca” fue el tercer y último disco que llegó a publicar Buenas Noches Rose.

El disco fue publicado en 1999 tras un momento muy complicado para la formación ya que poco antes había abandonado la misma su hasta entonces líder Jordi Piñol “Skywalker” y además su discográfica BMG-Ariola había rescindido el contrato que les vinculaba unilateralmente.

El trabajo fue íntegramente financiado por los integrantes de la banda y editado por el sello Arte Bella y se produjeron 2.500 copias del mismo que junto a una serie de conciertos permitieron a los integrantes del grupo recuperar justo la inversión realizada y dar por terminada la trayectoria del grupo sin deudas económicas derivadas del mismo.

Grabado y mezclado en el estudio “La Isla” (Madrid) por Antonio Santos.
Producción artística, Antonio Santos.

Alfa Fernández (composición, voz y guitarras).
Rubén Pozo (Composición, coros, voz en 7 y guitarras).
Juampa Otero (bajo).
Rober Aracil (batería y percusiones).

Pianos y Hammonds: Alberto Goñi y Luis Lozano.

Colaboraciones:
Ariel Rot y Rosendo Mercado: guitarras.
Merche Corisco, Diego (La caseta del perro) y Ernesto: coros.
Victor y Leyva (Espantacuervos, Pereza), Tuli (Pereza, Alamedadosoulna, Guernica): coros.
Nico-Ernesto-Jose (Malos pelos): coros.
Dats (Yoghourt Daze): percusiones.

Fecha publicación: 04 de octubre 1999
Editado por: Arte Bella
Formato: CD

LISTA DE TEMAS CON LETRAS Y AUDIOS

1. Miss cafeína

Bienvenido diablo milagrero,
mi ángel de la guarda se desengancha
en una granja evangelista,
si esperas que los críos tiren serpentinas a tu paso…
lo llevas claro.

Miss Cafeína, debí nacer sin nada en que creer;
para ganarme la vida
bailo desnuda
mientras el chacal de la industria
se masturba. Miss Cafeina.

Así que el agorero estaba en lo cierto
la caja de bombones del primer estreno
estaba vacía.
Afuera casi nadie espera tu sonrisa,
¿te queda en el tambor una bala?
Prueba fortuna…. Miss Cafeína

Miss Cafeína, debí nacer sin nada en que creer
para ganarme la vida
bailo desnuda
mientras el chacal de la industria
se masturba. Miss Cafeína.

2. La tienda de muñecas

Se oye cantar al diablo,
en la tienda de muñecas
se agarran de la mano
la puta y la princesa.
Has olvidado el contrato
todo a cambio de belleza,
busca a los hermanos en la casa de apuestas

En este escaparate no hay puerta trasera
nos pinchamos con la rueca hilando clase media,
flores de todos los colores,
flores de todos los colores.

Somos la aristocracia del circo del consumo,
zorras de pasarela y prensa amarilla.
La basura huele a Chanel,
Chanel que perfuma basura.
Los críos son mas guapos, en los colegios caros.

Valen los codazos en esta carrera,
yo también quiero ser,
de los que nunca siembran
y recogen flores de todos los colores,
flores de todos los colores.

3. La estación seca

Noto tu ausencia
como un arañazo en el pecho
que cortó los lazos
que ayer sujetaron
el mismo sueño.

Se ha marchado el sol
se ha secado el pozo
y nuestro joven brote
es un tronco hueco
y pesado…

He asumido ya que todo aquello
se nos fue de las manos
mientras barro del suelo
nuestros pedazos.

No puedo evitar sentir mi corazón
girando dentro del sumidero
masticando los cristales del espejo
donde tu reflejo
empañó mi reflejo.

De mil cosas rotas
hago un puzzle nuevo en mi cabeza
algo que me ayude a echar raíces
en la estación seca…

Aún así
busco aquel sendero en la duna
respirando el polvo
que casi nada cura…

Ahora sí me importan una mierda
las palabras bonitas
y tus bonitos ojos
son dos bonitos recuerdos
dolorosos…

No puedo evitar sentir mi corazón
girando dentro del sumidero
masticando los cristales del espejo
donde tu reflejo
empañó mi reflejo.

De mil cosas rotas
hago un puzzle nuevo en mi cabeza
algo que me ayude a echar raíces
en la estación seca…

4. Mujer vudú

Ella me clavó sus besos
yo me dormí en sus brazos
como un muñeco de trapo.
Ciego,
porque su amor me tiene drogado
acostumbrado a buscar su regazo
para pensar en lo mismo.

Quizá que su sonrisa es el circulo de tiza
donde quiero morir,
arropado,
arropado,
por una noche arropado
porque seguro la mañana me regala su helada, solo.

Agotado,
de correr por quedarme a su lado
de tenerla tan cerca.
Débil,
porque su amor me tiene como débil
de caminar siempre por donde ella quiere
de seguirle su rastro;
de saber que su mirada
es la fragua en que mi orgullo
se desarma, arropado, arropado,
por una noche arropado
porque seguro la mañana
me regala su helada, solo.

5. Quien andas buscando

Nunca me han impresionado mucho tus besos
al final siempre tienen un gusto raro,
una etiqueta bonita, para un vino barato…

Ponme el corazón de rodillas,
mi amor arrodillado
todo en su justa medida…

De repente esas ganas de herirte
hay cosas que has cambiado demasiado
vete mejor de mi lado
no soy quien andas buscando,
no soy…

No voy a soportar tu chantaje,
no cargues con toda la culpa,
casi todo en el mundo se pudre
no es culpa de nadie…

De repente esas ganas de herirte,
hay cosas que has cambiado demasiado,
vete mejor de mi lado
no soy quien andas buscando,
no soy…

6. Deseando amor

Así que el viento de los malos tiempos
esparció nuestras semillas.
En este invernadero siempre es invierno.

Ya me importa un bledo, cariño,
por qué se cayó lo nuestro,
aunque tengo poco, necesito menos,
mucho menos.

Quizá una gota de luz en el torrente de caras
me recuerdo a veces empapado y otras veces seco
pero siempre solo, deseando amor….

Que los delirios de grandeza nunca pagaron las facturas,
que nuestra estrella se cuelga
en un cielo barato, de papel reciclado.

Así que jódete, jódete,
córtate el pelo,
busca un trabajo
y sigue el camino
de los buenos chicos.

Una chispa más en la llamarada,
nos recuerdo a veces quemados
y otras veces muertos,
pero siempre solos, deseando amor…

7. Dame más

No es complicado explicar que me sucede
y al intentarlo siento que pierdo el tiempo.
Hablo de ello y solo doy palos de ciego
entonces callo y por un rato desespero.

Dame más, de lo que bebes tú,
ponme un poco de lo que te pones tú…

Yo ya no entiendo de nada en esta tierra
y cuando puedo me adentro en tu selva.
No tengo miedo a enfrentarme con el frío
y si lo tengo, tu cuerpo sera abrigo…

Dame más, de lo que bebes tú,
ponme un poco de lo que te pones tú…

Quizás debiera enloquecer de una vez,
quizás debiera navegar por el mar…
de que vas…
dame más…

8. Porcelana

Porcelana, muestra tu mueca pintada
y baila, música de la caja.
Quita el polvo de tu cara y baja de la parra
que en tu estante no hay mucho que valga
para que siempre pidas más, más, más.

Me han contado que has colgado tu careta de princesa
y ahora vas por ahí de pitonisa.
Quien te viera hace meses, lucir por la calle
tu pose de jipi palizas.

Así que has madurado, y tienes muy claro
que merece y no merece la pena,
por eso buscas chicos guapos que viajen con chequera
para abrirte de piernas.

Vas por la vida de mujer complicada
baja de la parra, que en tu estante no hay mucho que valga
para que siempre pidas más, más, más

Faltan colores, aquí no faltan colores (bis),
puede que sobren tu neura
tu pose, tu calma forzada,
muñeca de porcelana…

Quita el polvo de tu cara y baja de la parra
que en tu estante no hay mucho que valga
para que siempre pidas más, más, más.

Faltan colores, aquí no faltan colores (bis),
puede que sobren tu neura
tu pose, tu calma forzada,
muñeca de porcelana…

9. M

En el cruce de caminos
entre el bar y la mañana
cuando ya no queda nada
mas que polvo en los instintos
se acercó a comprar mi alma
a cambio de poesía
de palabras sin sentido,
de miradas y mentiras,
me pilló desprevenido
disparando a bocajarro
ella prendió la dinamita de mis manos.

Demonio de ojos verdes, yo ya no tengo alma,
nunca te diste cuenta, te la tire a la cara.

Dibujé fuego en la tierra.
Puse cardos en su tumba.
Que la entierren bien profunda
y que nunca más la vea,
y que suba la marea
y se lleve las mentiras.
No podré soltar su alma
mientras no tenga la mía.
Espere al aniversario
y le di lo que quería
en vez de rosas
margaritas y morfina

Demonio de ojos verdes, yo ya no tengo alma,
nunca te diste cuenta, te la tire a la cara.
(bis)

10. Maquillaje

En los brazos del Martini
bailando un tango solitario,
dando un paso en cada trago
toca la orquesta rutina
la misma puta melodía
de todas las tardes…

Vine con una banda de cuervos
a expoliar el centeno de los hombres honestos.

Pero llueve el tiempo día a día,
su paso arrastra el maquillaje
de los que solo juegan a ser salvajes.

Un tipo al que llamé mi hermano
cerró sus ojos a mis ojos,
soltó sus manos de mis manos
y el sol en que giró mi mundo
se convierte en una piedra
mientras yo me derrumbo.

Vivo con una banda de lobos
exfoliando el ganado de los hombres honrados.

Pero llueve el tiempo día a día,
su paso arrastra el maquillaje
de los que solo juegan a ser salvajes.
(bis)

11. La carretera

No puedo echar la culpa a nadie,
nadie la tiene más que yo.
Nací corriendo por la tierra
como una bala de cañón
para arrastrarse por el cielo.
Como el río por el suelo
hice pedazos aquel coche
y destrocé a su conductor.

No es buena consejera, la carretera…

No he destroza’o solo solo mi vida,
he destroza’o la de otros dos
me confundí de combustible,
maldita sea esta canción.
En la llanura de mi mente
pasta la desesperación
cuando la angustia me acaricia
maldita sea, tengo razón.

No es buena consejera, la carretera….

Ahora estoy aquí…

12. El último baile

Me disfracé, para este carnaval
con mi traje de chaval normal
y te encontré, a punto de perder la fe.

Mírame, mírame, no dejes de mirarme
cuenta bien el tiempo, que tardo en desnudarte.

Y cuando acabe la orquesta y todos se larguen
quiero que me concedas el último baile.

Brilla, brilla, que ya no tengo en que fijarme.
Me he bebido el charco, que quiso reflejarme.

Todos me hablan del amor en los tiempos del sida,
todos los que están de vuelta sin haber salido.

Y cuando acabe la orquesta y todos se larguen
quiero que me concedas el último baile.
(bis)

RESEÑA

“Te queda en el tambor una bala, ¡prueba fortuna!”, cantaban los Rose en el primer tema de su “Estación Seca”. Apostándolo todo al caballo perdedor, este apenas pudo tomar la salida.

Buenas Noches Rose, tras la marcha de su cantante en mitad de la gira del anterior disco y la posterior rescisión unilateral del contrato que les unía con BMG-Ariola por no cumplir con las expectativas, se encontraron en tierra de nadie, en el cruce de caminos y con una moneda en la mano con la que sortear su futuro inmediato.

Después de grabar unas maquetas y distribuirlas por las distintas compañías junto con copias de sus dossieres de prensa, sólo recibieron una contestación y la oferta no era la idónea para un grupo que, casi sin promoción del anterior trabajo, había vendido 3.500 copias. Ahora, con una autoproducción y autopromoción, podría ser distinto. Pero no lo fue.

Para la grabación del disco se fueron hasta el estudio que su productor Antonio Santos tenía en su casa y que no utilizaba habitualmente para hacer grabaciones. En unas condiciones, en las que les permitían pagar el estudio conforme se iba recuperando la inversión con la futura venta de discos, entraron a grabar en marzo de 1999. De la carpeta se encargó Brokas, quien realizó una auténtica obra de arte. Tomando como base unas fotos del grupo, fue plasmando las letras del libreto interior. La fabricación la hizo Arte Bella, que a su vez, hizo de “discográfica”, aunque los Rose corrieron con todos los gastos. La bancarrota del grupo era tal, que tuvieron que vender un centenar de discos anticipadamente para poder comprar parches para la batería, cuerdas para el bajo y las guitarras y para gasolina, para transportarse diariamente al estudio, que estaba en un pueblo madrileño.

Del rock-blues de su anterior trabajo evolucionaron el sonido a un rocanrrol clásico, de hecho, ellos se autodenominaban en su web “La última palabra del rocanrrol”. El sonido es más pobre que en “La Danza de Araña (BMG-Ariola, 1997), pero evidentemente, las condiciones técnicas fueron también distintas. Las letras adoptaron, dentro de la madurez que consiguieron con el disco de Ariola, mayor claridad en su discurso. A pesar de todo, seguía girando alrededor de la misma temática del amor y el desamor, la industria musical y su momento como grupo, teniendo un apartado especial con la marcha de Jordi Skywalker, su anterior frontman.

Quiero destacar, por el valor sentimental que tiene, la canción “La estación seca”, una balada rocanrrolera donde se refleja el estado del grupo en aquellos momentos y su relación para/con Jordi, al igual que en “Maquillaje”, canción que escribió Alfa el día que Jordi dejó el grupo, y en estrofas sueltas de “Deseando amor” y “Quien andas buscando”. Rescataron de las maquetas de “La danza de araña” la canción “M”, en cuya parte central hay un momento impresionante de percusiones entre Dats y Rober Aracil. La colaboración de Rosendo en “Porcelana”, con un solo de guitarra marca de la casa, al igual que la fluidez de la Telecaster de Ariel Rot y la impresionante voz de Merche Corisco, redondean el disco.

Como pasara con el último trabajo de los 091, donde cantaron aquello de “Es hora de decir adiós”, los Rose cerraron su disco con “El último baile”. Y así fue. De “La estación seca” fabricaron 2.500 copias que consiguieron vender con mucho esfuerzo, consiguiendo así no deber una sola peseta de la época. Para ello, el grupo se vio abocado a buscar trabajos que les permitieran tocar o ensayar por las noches, así terminaron señalizando carreteras, situación que Rubén Pozo reseñó en una posterior canción de su grupo Pereza.

¿Qué podemos encontrar en “La estación seca”? Buen rocanrrol, de lo poco que se podía escuchar en aquella época. Buenos solos de guitarra, conjunción en los sonidos, un poco de exceso en los bajos del audio, grandes canciones y un extraordinario esfuerzo por sacar adelante aquello en lo que creían. ¿Qué encontraron ellos? Algo que pocos grupos han podido encontrar: la satisfacción del trabajo bien hecho y la intención de llegar al máximo de público, saliendo por la puerta de atrás, pero con la cabeza bien alta.

Emilio Morillas Fernández (Indyo)

Contacta con nosotros

Si puedes aportar cualquier tipo de material de BNR para incluirlo en esta web, dínoslo, estaremos encantados.

¿No es legible? Cambia el texto. captcha txt
0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies